Deslave ‘borra’ un poblado en Colombia; al menos 61 muertos

Content Manager
By Content Manager mayo 25, 2015 11:03

Deslave ‘borra’ un poblado en Colombia; al menos 61 muertos

Salgar.- Salgar, Colombia.- Al menos 61 muertos y 37 heridos dejó un deslizamiento de tierra ocurrido la madrugada de este lunes, tras fuertes lluvias que desbordaron un río en el noroeste de Colombia.

En el municipio de Salgar, hasta anoche continuaba la búsqueda de varios desaparecidos y auxilio a los damnificados.

“Son 61 personas fallecidas y 37 heridas tras la avalancha de la quebrada La Liboriana”, informó la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), que lidera las operaciones de unos 166 socorristas.

El deslave de piedras, troncos y lodo, se produjo tras intensas precipitaciones en los últimos días en este municipio, de topografía montañosa y surcado por múltiples cursos de agua.

El deslizamiento de tierra arrasó con el poblado de La Margarita, uno de los cuatro del municipio, que prácticamente “quedó borrado del mapa”, dijo la alcaldesa de Salgar, Olga Osorio.

La tragedia, que según las autoridades ha afectado a unas 30 familias y dañado 31 viviendas, sorprendió a los vecinos durmiendo.

“Estábamos en la cama cuando sentimos la fuerza de la quebrada. El agua y los palos no nos dejaban abrir la puerta, pero en un desespero mi hijo la tiró abajo y logramos escapar. Estamos vivos de milagro”, contó Consuelo Arredo, de 66 años.

Las autoridades temen que el número de muertos siga aumentando ya que la zona, declarada de “calamidad pública”, se encuentra anegada y cubierta de barro y escombros.

En el lugar, sin servicio de agua potable, electricidad ni gas tras la emergencia, varios vecinos retiraron con palas el barro del interior de sus casas para recuperar los pocos enseres que podían.

Esperan a sus muertos

Filas de familiares esperaban frente al cementerio de Salgar, adonde eran llevados los cuerpos recuperados, muchos de ellos mutilados y entre los que se veían restos de niños.

“Nadie les va a devolver a los muertos, eso es algo que lamentamos profundamente, acompañamos a las familias.

Pero tenemos que salir de ese desastre y mirar para adelante con valor y fortaleza”, dijo el presidente Juan Manuel Santos, tras reunirse con autoridades locales luego de sobrevolar la zona de la tragedia.

Imágenes captadas por medios televisivos muestran un panorama de desastre. En medio del lodo se pueden identificar electrodomésticos y enseres. Versiones de sobrevivientes indican que es posible que familias completas hayan sido arrastradas por la creciente cuando dormían.

Por su parte, el director del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam), Omar Franco, advirtió que las lluvias en la región continuarán con la misma intensidad por lo que es importante mantener las alertas.

“Esa precipitación cayó prácticamente en los últimos tres o cuatro días y logro concentrar mucha lluvia en poco tiempo y por supuesto la saturación del cielo”, explicó Franco.

Diego Agudelo, de 34 años, relató por teléfono a la AP desde Salgar que, cuando despertó, el agua se estaba llevando la parte trasera de su casa. “Era piedras y palos por todas partes. Impresionante la fuerza del río”, dijo. Agregó que el río creció de pronto y “empezó a recoger todo lo que veía a su paso”.

Agudelo, que trabaja como albañil, explicó que entre las víctimas “hay de todo: ancianos, niños, mujeres”. Las casas que se llevó el río estaban bien construidas, “pero la avalancha arrasó con todo”.

En tanto, Luz María Urrego, de 74 años, relató que su hermano murió con toda su familia, excepto su esposa. “Murió con los hijos, con los nietos y también murió una hermana mía”. Urrego se salvó porque estaba en Medellín, la segunda ciudad en importancia de Colombia ubicada a 250 kilómetros al noroeste de la capital.

Otros sobrevivientes señalaron a la estación Blu Radio que se despertaron tras un fuerte estruendo y por los gritos de los vecinos. Muchos apenas pudieron reunir a sus seres queridos y salir del paso del torrente de piedras y lodo que ocupó el lugar de sus casas en la quebrada La Liboriana.

Las autoridades de manejo de desastres y los helicópteros de la policía se apresuraron a llegar al lugar bajo las órdenes del presidente.

El pueblo se quedó sin agua y fueron suspendidos los servicios de gas y energía eléctrica.

Los familiares de cada una de las víctimas recibirán como indemnización 16 millones de pesos colombianos, equivalentes a 6 mil 620 dólares.

El pueblo de 18 mil habitantes se ubica en una de las principales regiones cafetaleras de Colombia.

En noviembre de 1985 un alud mató a más de 20 mil personas en el municipio colombiano de Armero, en el departamento de Tolima y a unos 100 kilómetros al noroeste de Bogotá.

Fuente: Zocalo.com

Content Manager
By Content Manager mayo 25, 2015 11:03

ARCA DE SALVACIÓN RADIO

¡CONTÁCTANOS AHORA!

Versiculo del dia

ARCATV

nueva casa mas