El presidente de China insiste en que toda la religión en su país debe someterse a la dictadura comunista

Content Manager
By Content Manager mayo 25, 2015 10:27

El presidente de China insiste en que toda la religión en su país debe someterse a la dictadura comunista

En una reunión con el Frente Unido, el presidente chino, Xi Jinping, ha reafirmado la dictadura del Partido Comunista en la guía de las religiones y ha advertido contra la dependencia de las fuerzas extranjeras. En la mira los musulmanes de Xinjiang, los budistas del Tíbet, pero también los católicos en comunión con el Papa, obispo de Roma. Las religiones en China, ha sentenciado deben ser «chinas» y libres de cualquier «influencia extranjera», integrarse en la «sociedad socialista» y bajo la dirección del Partido Comunista deben «servir al desarrollo de la nación.»

Es cuanto ha señalado el presidente Xi Jinping en su reunión con representantes del Frente Unido que duró tres días y terminó ayer.

El Frente Unido es un grupo que reúne a todos los pequeños partidos no comunistas en China, junto con representantes de las asociaciones de la industria, el comercio y los diversos grupos étnicos y religiones en el país. Los analistas ven a ella como un símbolo vacío de la «democracia» en China, que no socava la hegemonía del Partido único. El Frente Unido, de hecho, no tiene poder y está dirigido por el Comité Central del Partido Comunista de China.

La reunión se celebró en la capital, Xi destacó desde el principio que es fundamental para mantener el liderazgo del Partido Comunista de China y que cualquier cooperación de los partidos más pequeños y cualquier política debe estar guiada por el Partido.

En cuanto a las religiones, Xi reconoció que las personas son influenciadas por la religión. El Frente Unido se encarga de recogerlos «para servir mejor al desarrollo, la armonía y la unificación del país.»

«Es necesario – agregó – un esfuerzo activo para incorporar la religión en la sociedad socialista»

Explicó que las religiones en China deben ser «chinas», deben ser «chinizadas». Por esta razón, el desarrollo de las religiones en China debe «ser independiente del exterior».

Las declaraciones de Xi no hacen sino repetir lo que ya se ha dicho muchas veces en el pasado por los dirigentes chinos. El mismo Jiang Zemin, cuando en los años 90 fue secretario general del Partido, había apreciado la contribución de las religiones a la sociedad socialista, pero advirtió al Partido contra la «contaminación ideológica» de Occidente, que también incluía al Cristianismo, visto como una religión occidental.

Fuente: Antesdelfin

Content Manager
By Content Manager mayo 25, 2015 10:27

ARCA DE SALVACIÓN RADIO

¡CONTÁCTANOS AHORA!

Versiculo del dia

ARCATV

nueva casa mas